FiebreInfección

Fiebre

Muchas de las infecciones causadas por virus y bacterias requieren una temperatura de 37 grados para poder crecer. Al aumentar la temperatura corporal ayuda a combatir a esos agentes que causan infecciones